EL FRANCOTIRADOR

0
27

Por Óscar Jiménez

NUEVO DIRECTOR

Felicito al Dr. Jaime Emilio Gutiérrez Serrano por su nombramiento como director del Hospital General de Nuevo Laredo.
Su carrera profesional en el servicio público del área de salud está llena de éxitos y de vocación de servicio.
Entre sus varias responsabilidades está la de director de la Jurisdicción Sanitaria Número 5 en la Ciudad de Nuevo Laredo.
Ahora bien, sé de su calidad como persona y como profesional y de la entrega a la pasión de su vida laboral que es la medicina.
Por ello creo que el municipio de Nuevo Laredo gana al tener como nuevo director del Hospital General de esa localidad fronteriza a un galeno de la calidad del Dr. Jaime Emilio Gutiérrez Serrano.
Y mire, le cuento una anécdota que viví como testigo de la vocación de servicio del Dr. Jaime Emilio y de su preparación profesional como médico.
Le cuento que corría el sexenio gubernamental del gobernador tamaulipeco Egidio Torre Cantú.
Y uno de sus informes (El Quinto en el 2015) se llevó a cabo en la ciudad y puerto de Tampico, en el auditorio de la Laguna del Carpintero.
Mucho movimiento hubo ese día en los terrenos de la Laguna del Carpintero, vehículos de todos los tamaños circulaban por todos lados, mucha gente llegó al auditorio como invitado, puestos de socorro instalados para atender cualquier contingencia, helicópteros aterrizando con algunos invitados nacionales como gobernadores.
En una de esas, yendo yo caminando hacia una de las entradas al recinto oficial del Informe de Gobierno de Egidio Torre Cantú, me topo con invitados de Nuevo Laredo, por ejemplo, a mi querido y respetado amigo Horacio Garza Garza. Nos saludamos y seguimos caminando hacia la entrada al auditorio.
En eso, cuatro o cinco metros delante de mi vi a un señor maduro primero doblarse y después caer al suelo.
De pronto observé que alguien corrió inmediatamente al encuentro del señor que parecía estar padeciendo una contingencia médica.
Seguí caminando y llegué a estar a unos tres metros del hombre en el suelo y a quien vi que lo estaba atendiendo fue ¿adivinen a quién? Sí, ya lo adivinó, al Dr. Jaime Emilio Gutiérrez Serrano.
Lo atendió con dedicación a quien supe después que había sufrido un infarto y estaba prácticamente sin sentido, y el ahora director del Hospital General del municipio de Nuevo Laredo lo atendió con esmero, con cuidado.
Le dio los primeros auxilios, antes que llegaran los paramédicos, y le digo, el Dr. Jaime Emilio lo sacó de ese trance, le salvo la vida en ese momento. Fue para ese hombre y su familia un héroe en ese momento.
El hombre se fue vivo de la Laguna del Carpintero ese día en una ambulancia con paramédicos. Después sucederían otras cosas en esa historia.
Pero lo destacable para mi es que el neolaredense se portó a la altura de las circunstancias, con temple, con conocimiento médico y con vocación de servicio.
Por eso lo felicito por su nueva encomienda y porque con su nombramiento gana Nuevo Laredo.

osjinuf@gmail.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here